ÁCIDOS GRASOS OMEGA-3 PARA LA PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE MAMA Y MEJORAR SU SUPERVIVENCIA

Se ha evidenciado que las mujeres con elevado consumo de ácidos grasos omega-3 marinos, ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA) parecen tener en algunos casos un menor riesgo de cáncer de mama en comparación con aquellas con bajo consumo según diferentes estudios caso-control y de cohorte. El aumento de EPA y DHA es eficaz para reducir el riesgo de cáncer de mama se relaciona con probables mecanismos que incluyen la reducción de derivados de lípidos proinflamatorios. En la actualidad se están realizando ensayos de prevención primaria, ya sea analizando biomarcadores de riesgo o la propia incidencia de cáncer como objetivos principales, pero los resultados finales de estos ensayos no están disponibles actualmente. EPA y la suplementación con DHA también se están estudiando en un esfuerzo para ayudar a prevenir o aliviar los problemas comunes después de un diagnóstico de cáncer de mama, incluyendo la función cardiaca, la disfunción cognitiva y la neuropatía periférica provocada por la quimioterapia. Las propiedades sensibilizantes a la insulina y los efectos anabólicos de EPA y DHA también sugieren estudios de suplementación para determinar si estos ácidos grasos omega-3 pueden reducir la pérdida de la masa muscular y el aumento de peso asociado a la quimioterapia.

Carol J Fabian; Bruce F Kimler; Stephen D Hursting

Breast Cancer Res. 2015; 17 (62)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s